Category Archives: Esenciales

Esenciales (X): Las cuentas de la conquista de Gran Canaria

En 1966, como fruto de una investigación alentada por el profesor Antonio Rumeu de Armas, el por entonces doctorando Miguel Ángel Ladero Quesada publicaba en el Anuario de Estudios Atlánticos la transcripción de unos sorprendentes documentos que arrojaban nuevas luces sobre la conquista realenga de Canarias y que a la vez planteaban nuevos interrogantes. La valiosa información aparecía consignada en tres cuentas de gastos, una clase de documento cuya árida y rutinaria naturaleza no dispone a presagiar ningún dato interesante. Nada más lejos de la realidad.

La primera cuenta, fechada entre 1481 y 1482, en pleno proceso de conquista de Gran Canaria, estaba firmada por Pedro de Arévalo, proveedor de la armada conquistadora. La segunda relación de gastos venía signada por Juan de Frías, alcaide de los Alcázares de Córdoba –no confundir con su homónimo, el obispo de Rubicón–. Finalmente, la tercera cuenta mostraba la rúbrica de Antonio de Arévalo, hijo del primero, designado pagador de las huestes castellanas que participaron en la Guerra de Canaria, una vez concluida esta.

El Puerto de Las Nieves (Agaete, Gran Canaria) en 2015. En la lejanía, la montaña de Amagro, lugar sagrado para los antiguos grancanarios. A la derecha, el Roque de Las Nieves, antiguamente conocido como Antigafo, posible topónimo indígena. Al pie de este hito geológico fue edificada la Torre de Agaete entre julio y septiembre de 1481 (fuente: PROYECTO TARHA).

(más…)

Más / More...

Tarha: nueva base de datos sobre la Historia Antigua de las Islas Canarias

A punto de cumplirse el primer aniversario de PROYECTO TARHA, no podríamos celebrarlo de mejor manera que publicando el primer prototipo de la que anunciábamos como uno de los objetivos principales de esta iniciativa: la primera base de datos documental multidisciplinar sobre la Historia Antigua de las Islas Canarias. Aquí les dejamos el primero de dos […]

Más / More...

Esenciales (IX): Fernán Guerra, el hombre que sabía demasiado

Solar de las antiguas casas señoriales en Teguise, Lanzarote. Las calles de la llamada Gran Aldea fueron testigo de los enfrentamientos entre los vecinos y los secuaces de Inés Peraza y Diego García de Herrera (fuente: PROYECTO TARHA).

[…] el Rey […] le había mandado, entre otras hablas, que viniese otro día, de madrugada, al cuarto de la campana gorda, por el postigo de Jerez, a hablar con Sus Altezas, y que nadie le viese ni fuese otra persona con él; […] y que cuando volvió […] dijo cómo Su Alteza le había preguntado por la conquista de esta isla, delante de un secretario suyo; y que él se lo había dado todo por escrito, y qué población y lugares había en la isla, y el tamaño de la isla; y […] qué gente había de pelea, y qué gente sería menester venir de Castilla, para conquistarla y ponerla debajo de la obediencia de Sus Altezas esta isla, y qué navíos serían menester, y que asimismo todo se lo dio por escrito; y que […] Su Alteza le había preguntado si conocía maestres de navíos y que le llevase algunos […][1]RUMEU (1990, pp. 677-678). Adaptado del castellano antiguo por PROYECTO TARHA.

Aclaremos que este título un tanto hollywoodiense no es el del esencial que hoy queremos presentarles, pero la historia contenida en este, digna de guión cinematográfico, justifica la licencia.

(más…)

Más / More...

Esenciales (VIII): La Comedia del Recibimiento

Comedia del Recibimiento. Portada de la edición de 2005 a cargo del profesor Oswaldo Guerra Sánchez.

DORAMAS

Guanda demedre tamaranone tasuguiet besmia

mat acosomuset tam obenir marago, aspe anhianacha

aritamogante senefeque senefeque.

CURIOSIDAD

¿Qué dice, hermana?

SABIDURÍA

Estanos convidando a merendar; y dice que

nos dará muchos potajes, a la usanza canaria, y que

nos sentemos.[2]CAIRASCO (2005), p. 34.

Aunque no se trata de una obra imprescindible para conocer la historia antigua de Canarias, su incorporación a nuestros Esenciales se justifica por su significatividad literaria y filológica.

Compuesta entre 1581-1582 por el canónigo, músico, poeta y dramaturgo canario Bartolomé Cairasco de Figueroa (Las Palmas de Gran Canaria, 1538-1610), la llamada Comedia del Recibimiento es una pequeña obra teatral cuyo destino era ser representada para dar la bienvenida al nuevo obispo de Canaria, Fernando de Rueda. En ella, seis personajes –cinco alegóricos: Sabiduría, Curiosidad, Invención, Gáldar y Guía, estos dos últimos representando a las poblaciones grancanarias homónimas, y uno histórico, el guerrero canario Doramas– presentan al prelado las virtudes del Archipiélago.

(más…)

Más / More...

Esenciales (VII): La Pesquisa de Cabitos

Teguise

Panorámica de la actual villa de Teguise (Lanzarote) en 2016 desde el monte Guanapay. Llamada Gran Aldea por los europeos en el siglo XV, fue capital del Señorío de las islas de Canaria y escenario de la insurrección de los vecinos contra el gobierno de Inés Peraza y Diego de Herrera que dio origen a la Pesquisa de Cabitos (fuente: PROYECTO TARHA).

[…] y nosotros, como gentes pocas y pobres, miserables, ignorantes, vivientes en la dicha isla, pobres que no tenemos de qué proveernos ni mantenernos salvo del cielo y de ganados cabrunos, y no tenemos otras haciendas ni rentas de qué vivir. Porque, Señor, si un año cogemos pan, dos años no lo cogemos, y así vivimos en esta tierra, en nuestra miseria y pobreza, y se nos llevan el dicho tributo cada año […]. Y de todo ello, los dichos señores Diego de Herrera y Doña Inés, su mujer, no son contentos […] cada día nos agravian más, sacándonos de nuestras casas, haciéndonos desamparar nuestras mujeres e hijos, llevándonos por la fuerza contra nuestras voluntades a otras islas de infieles en las que murieron y mueren muchos de nosotros y nos hacen guardar torres y fortalezas […] no queriéndonos dar ni pagar ningún sueldo […] y ya no les osamos decir ni repetir a los dichos señores ninguna cosa de los dichos agravios que así nos hacen por gran miedo que de ellos habemos hasta hacerlo saber a Vuestra Alteza, a la cual suplicamos con grandes voces, como gentes muy miserables y muy agraviadas, que Vuestra Alteza nos remedie con justicia, pues, Señor, estamos aislados en las ínsulas, en la dicha isla de Lanzarote, que está apartada de los reinos de España, en la mar al poniente.[3]Aznar Vallejo (1990, pp. 173-174) –adaptado del castellano antiguo por PROYECTO TARHA–.

Nunca imaginaron los promotores de esta rogativa que sus peticiones iban a dar origen al expediente público más importante que se conserva sobre la conquista de Canarias.

(más…)

Más / More...

Esenciales (VI): Historia de Nuestra Señora de Candelaria

Portada de Historia de Nuestra Señora de Candelaria (fuente: Memoria Digital de Canarias).

Esto es lo que de las costumbres de los naturales he podido, con mucha dificultad y trabajo, acaudalar y entender; porque son tan cortos y encogidos los guanches viejos que, si las saben, no las quieren decir, pensando que divulgarlas es menoscabo de su nación.

Fray Alonso de Espinosa (Del origen y milagros de la Santa Imagen de nuestra Señora de Candelaria […] (1594), Libro I, Capítulo IX) 

A falta de una crónica específica sobre la conquista de Tenerife, la obra del fraile dominico Alonso de Espinosa (Alcalá de Henares, 1543 – ?, c. 1600) puede considerarse como la primera historia escrita sobre la isla del Teide, así como el segundo libro llevado a imprenta dedicado a las Islas Canarias.[4]El primer libro impreso que trata sobre el Archipiélago data de 1583 y lleva por título, en su traducción al español, Descripción de las Islas Afortunadassiendo su autor el mercader inglés Thomas Nichols.

(más…)

Más / More...

Esenciales (V): Historia de las siete islas de Canaria

marin_de_cubas-1694

Portada de la edición de 1986 de Historia de las siete islas de Canaria, de Tomás Arias Marín de Cubas (fuente: Memoria Digital de Canarias).

[…] la Historia de Marín de Cubas, leída críticamente, constituye, pues, una base sólida para el conocimiento del pasado prehispánico de Canarias.

Proemio del profesor Juan Régulo Pérez a la edición de 1986 de Historia de las siete islas de Canaria[5]ARIAS (1986), p. 28.

A pesar de su escasa difusión, estamos ante la que probablemente sea la obra superviviente más importante que trata sobre el mundo de los antiguos canarios, después de la obra de fray Juan de Abreu Galindo, incluso superando a esta en algunos aspectos.

Redactada por el médico Tomás Arias Marín de Cubas –o Marín y Cubas– (Telde, Gran Canaria, 1643 – Las Palmas de Gran Canaria, 1704), a quien le corresponde además el mérito de ser el compilador de las transcripciones más antiguas conocidas de las relaciones de Antonio Sedeño y Gómez EscuderoHistoria de las siete islas de Canaria es un trabajo que nunca deja de sorprender a los investigadores que se acercan a sus páginas porque, al margen de los numerosos errores historiográficos que comete el autor, esta obra aporta interesantes datos, inéditos, acerca de los indígenas así como vívidos relatos de episodios conocidos de la conquista que evidencian que su autor tuvo acceso a informaciones ajenas a los demás escritos supervivientes que versan sobre esta materia.

(más…)

Más / More...

Esenciales (IV): Descripción e Historia del Reino de las Islas Canarias

mapa-canarias-cancer

El famoso mapa de las Islas Canarias asociadas al signo zodiacal de Cáncer, según el ingeniero Leonardo Torriani a finales del siglo XVI (fuente: Biblioteca Geral da Universidade de Coimbra, signatura Ms. 314, folio 8r.)

En 1584, el rey Felipe II de España comisionaba a uno de sus técnicos de confianza, el ingeniero Leonardo Torriani (Cremona, Ducado de Milán, c. 1560 – Coimbra, Reino de Portugal, 1628), para el diseño y la construcción de un torreón y un muelle en la isla de La Palma. Este encargo, que duraría unos dos años, se vio ampliado por la contratación del cremonés en 1587 para llevar a cabo un proyecto más ambicioso: la inspección de todas las infraestructuras defensivas del Archipiélago junto con la redacción de un informe completo sobre las mismas que incluyese propuestas de ampliación y reforma.

La estancia del ingeniero en el Archipiélago duró en total unos doce años, hasta 1596, lo que le brindaría la oportunidad de conocer con cierta profundidad diversos aspectos sobre la cultura y la historia del mismo. Afortunadamente, en sintonía con el estilo barroco imperante en la cultura italiana, Torriani decidió que un simple informe técnico sería demasiado árido para el gusto del monarca:

Habiéndome ordenado Vuestra Majestad, en años pasados, que hiciese la descripción de las Islas Canarias, me pareció que tan pequeñas tierras, destacadas del África, así solas, por la pequeñez del asunto, no podían serle sino de poco agrado. Y así, al encontrar en los monumentos de las letras con qué hermosearlas, me determiné añadirle la historia y los acontecimientos que en ellas pasaron, hasta nuestros tiempos, con los pareceres y los dibujos de sus fortalezas.[6]TORRIANI (1959), p. 1.

(más…)

Más / More...

Esenciales (III): Historia de la conquista de las siete islas de Gran Canaria

Portada de la edición de 1848 de la Historia de la conquista de las siete islas de Gran Canaria, de fray Juan de Abreu Galindo (fuente: Memoria Digital de Canarias).

Bien es verdad que muchos han afirmado decir algo de estas islas; pero de ello escogieron aquello que a su materia convenía, y algunos de ellos, por no tener entera noticia de ellas, pasaron sucintamente, y aunque lo que dijeron fue muy poco, […] ha sido grande argumento para dar a entender que no era de tan bajos quilates el renombre de las islas de Canaria[…].

Fray Juan de Abreu Galindo (Prólogo a la Historia de la conquista de las siete islas de Gran Canaria) –Edición de 1848–


Dejando poco margen a la duda, quizá sea esta la obra más conocida e influyente de la historiografía canaria.

(más…)

Más / More...

Esenciales (II): Le Canarien - Crónicas francesas de la conquista de Canarias

Portada del primer tomo de la edición de 1959 de Le Canarien, realizada por los profesores Elías Serra Ràfols y Alejandro Cioranescu (fuente: Biblioteca Virtual Viera y Clavijo).

Le Canarien (El Canario) es la más antigua de las crónicas canarias conocidas. Escrita originalmente hace más de seiscientos años, se trata del primer relato específica y casi enteramente dedicado a la conquista europea del Archipiélago. Sus autores iniciales, dos religiosos franceses: Jehan Le VerrierPierre Boutier, capellanes de la expedición de conquista armada en 1402 por el barón normando Jehan IV de Béthencourt y su socio, el caballero pictavino Gadifer de La Salle, como ellos mismos se encargan de admitir:

[…] Gadifer de La Sale y Jehan de Béthencourt, caballeros naturales del reino de Francia, han emprendido este viaje para honra de Dios y para mantenimiento y aumento de nuestra santa fe, a las partes del Mediodía, a ciertas islas que están hacia aquel lado, que se llaman las islas de Canaria habitadas por gentes infieles de diversas leyes y de diferentes lenguajes, […] con la intención de convertirlas y de atraerlas a nuestra fe; y por esto este libro se llama el Canario. Y nosotros, fray Pierre Boutier, monje de Saint-Juoin-des-Marnes y el señor Jehan Le Verrier, presbíteros y capellanes y servidores de los caballeros nombrados más arriba, hemos empezado a poner por escrito todas las cosas que les acontecieron desde su principio y toda la forma de su gobierno, de lo cual podemos haber tenido verdadero conocimiento, desde que salieron del reino de Francia hasta […] que Béthencourt llegó aquí a las islas; y de allí en adelante vino la escritura en otras manos, que la continuarán con toda verdad, hasta el final de su conquista.

Le Canarien (texto G) –SERRA (1964), pp. 14-16–.

Lo cierto es que esas otras manos no fueron tan veraces como esperaban los autores primigenios. De hecho, desaparecido el original u originales, las dos copias más antiguas que se conocen de este relato son perfectos ejemplos de manipulación hagiográfica.

(más…)

Más / More...