Tag Archives: Conquista de Gran Canaria

De la recluta de delincuentes para la guerra de Canaria

Efigie idealizada del capitán Juan Rejón, jefe militar de la expedición de invasión de Gran Canaria ordenada por los Reyes Católicos, en una placa conmemorativa sita en el barrio de Vegueta, Las Palmas de Gran Canaria, en el año 2018 (fuente: PROYECTO TARHA).

Por su naturaleza, los conflictos bélicos han constituido de siempre y a la vez un destino y un punto de partida. De partida, para quienes se ven abocados por la violencia a sufrir el desarraigo físico, cultural y emocional que supone la huida de una zona en guerra. De destino, para quienes ven en el caos del conflicto una oportunidad de escapar a castigos, represalias y persecuciones ordenadas por el poder establecido o a designio de terceros, bien sea por razones políticas, personales, o porque el fugitivo efectivamente ejerció la violencia criminal contra personas o bienes. En este último caso, la guerra viste al delincuente con un manto de impunidad que le permite seguir cometiendo, esta vez sin más cortapisa que la de su propia voluntad, aquellos u otros crímenes y delitos.

Un caso especialmente rentable de hermanamiento entre delincuencia y belicismo es el del uso de convictos por parte del poder político como efectivos de guerra a fin de dar cumplimiento a sus propios intereses, librando por un lado a sus gobernados del riesgo que supone la presencia del criminal, y, por otro, canalizando hacia el esfuerzo bélico, a coste cero, la agresividad latente en la persona o, en su defecto, el deseo de sobrevivir a un conflicto que esta quizás juzgará como ajeno a sus intereses.

Sobre este particular, los tres documentos públicos cuyas transcripciones aquí presentamos no son unos desconocidos[1]Detallamos las oportunas referencias en las notas de las respectivas transcripciones.. De hecho, fueron reseñados en 1981 por el profesor Eduardo Aznar Vallejo[2]AZNAR VALLEJO (1981), pp. 19, 26-27, 32., uno había sido transcrito en parte anteriormente por el profesor Antonio Rumeu de Armas, y al menos dos de ellos han sido posterior objeto de discretas publicaciones, si bien una de ellas incompleta. Pretendemos ahora darlos a conocer en su integridad y, al mismo tiempo, ofrecer una perspectiva más amplia sobre su contexto.

(más…)

Más / More...

Esenciales (XIII): La Cuarta Década de Alfonso de Palencia y la obra perdida sobre las costumbres y religiones de los canarios

Fragmento del folio 548v. del Universal vocabulario en latín y en romance (1490) de Alfonso de Palencia donde declara haber escrito una obra sobre las costumbres y religiones de los canarios (fuente: Biblioteca Virtual de Andalucía / PROYECTO TARHA -recuadros-).

Desgraciadamente todo esto no nos suple la falta de la obra de Alonso de Palencia, cuya pérdida siempre deploraremos, por las noticias canarias de primera mano que suministraría y por ser la primera información castellana del costumbrismo indígena de Gran Canaria.

Prof. Juan Álvarez Delgado (1963) –Alonso de Palencia (1423-1492) y la historia de Canarias, p. 77–

Negoció en nombre de los Reyes Católicos las capitulaciones que precedieron a la invasión realenga de Gran Canaria, supervisó y coordinó la logística de las expediciones de conquista puestas bajo el mando de Juan Rejón en 1478 y 1479, y poco después propuso personalmente a Pedro de Vera como el hombre más cualificado para finiquitar la guerra de Canaria, enquistada desde su inicio por las rencillas interpersonales de los capitanes castellanos y la enérgica resistencia indígena.

Con estos antecedentes, nadie sospecharía que Alonso o Alfonso de Palencia (Palencia, 1423 – Sevilla, 1492) fue el autor del primer estudio monográfico dedicado por entero a la cultura y la religión de los antiguos canarios. Y es cierto que un análisis somero del personaje y de su extensa producción literaria hace difícil encontrar en la Castilla de su época un individuo mejor relacionado y preparado para afrontar un trabajo de esta índole.

(más…)

Más / More...

Esenciales (XI): La Información Guanartémica

Estatua idealizada de Tenesor Semidán o don Fernando Guanarteme realizada por el escultor Juan Borges Linares, emplazada en Gáldar, Gran Canaria (fuente: PROYECTO TARHA).

[…] les decía las cosas de Castilla y la Corte y el gran poderío de sus Altezas y que él no tenía en nada su señoría, ni los de esta Isla porque lo de sus Altezas era lo verdadero […][1]Respuesta del testigo Alonso Hernández de Arévalo a la novena pregunta del interrogatorio.

Como indicábamos en uno de nuestros Esenciales, solo se conservan tres informaciones de méritos relacionadas con la conquista de Canarias. En esta ocasión nos ocupamos del segundo de estos importantes documentos públicos: la información de méritos de don Fernando Guanarteme, también conocida como Información Guanartémica, Guadartémica o Guadnartémica.

(más…)

Más / More...

Esenciales (X): Las cuentas de la conquista de Gran Canaria

En 1966, como fruto de una investigación alentada por el profesor Antonio Rumeu de Armas, el por entonces doctorando Miguel Ángel Ladero Quesada publicaba en el Anuario de Estudios Atlánticos la transcripción de unos sorprendentes documentos que arrojaban nuevas luces sobre la conquista realenga de Canarias y que a la vez planteaban nuevos interrogantes. La valiosa información aparecía consignada en tres cuentas de gastos, una clase de documento cuya árida y rutinaria naturaleza no dispone a presagiar ningún dato interesante. Nada más lejos de la realidad.

La primera cuenta, fechada entre 1481 y 1482, en pleno proceso de conquista de Gran Canaria, estaba firmada por Pedro de Arévalo, proveedor de la armada conquistadora. La segunda relación de gastos venía signada por Juan de Frías, alcaide de los Alcázares de Córdoba –no confundir con su homónimo, el obispo de Rubicón–. Finalmente, la tercera cuenta mostraba la rúbrica de Antonio de Arévalo, hijo del primero, designado pagador de las huestes castellanas que participaron en la Guerra de Canaria, una vez concluida esta.

El Puerto de Las Nieves (Agaete, Gran Canaria) en 2015. En la lejanía, la montaña de Amagro, lugar sagrado para los antiguos grancanarios. A la derecha, el Roque de Las Nieves. Al pie de este hito geológico fue edificada la Torre de Agaete entre julio y septiembre de 1481 (fuente: PROYECTO TARHA).

(más…)

Más / More...