Category Archives: Cultura indígena

Esenciales (VIII): La Comedia del Recibimiento

Comedia del Recibimiento. Portada de la edición de 2005 a cargo del profesor Oswaldo Guerra Sánchez.

DORAMAS

Guanda demedre tamaranone tasuguiet besmia

mat acosomuset tam obenir marago, aspe anhianacha

aritamogante senefeque senefeque.

CURIOSIDAD

¿Qué dice, hermana?

SABIDURÍA

Estanos convidando a merendar; y dice que

nos dará muchos potajes, a la usanza canaria, y que

nos sentemos.[1]CAIRASCO (2005), p. 34.

Aunque no se trata de una obra imprescindible para conocer la historia antigua de Canarias, su incorporación a nuestros Esenciales se justifica por su significatividad literaria y filológica.

Compuesta entre 1581-1582 por el canónigo, músico, poeta y dramaturgo canario Bartolomé Cairasco de Figueroa (Las Palmas de Gran Canaria, 1538-1610), la llamada Comedia del Recibimiento es una pequeña obra teatral cuyo destino era ser representada para dar la bienvenida al nuevo obispo de Canaria, Fernando de Rueda. En ella, seis personajes –cinco alegóricos: Sabiduría, Curiosidad, Invención, Gáldar y Guía, estos dos últimos representando a las poblaciones grancanarias homónimas, y uno histórico, el guerrero canario Doramas– presentan al prelado las virtudes del Archipiélago.

(más…)

Más / More...

Los podomorfos de Teguise

Logotipo de la campaña ¡Tindaya no se toca! que muestra un par de podomorfos (fuente: www.lacasademitia.es).

Los podomorfos son grabados rupestres que muestran lo que parecen ser plantas de pies humanos. Aunque presentes en diversas culturas, en el ámbito canario conforman una manifestación artística de los indígenas maho, común a las islas de Lanzarote y Fuerteventura, cuya función exacta es por ahora enigmática aunque no parece descabellado pensar que guardasen relación con rituales mágico-religiosos.

(más…)

Más / More...

De tarjas y pintaderas (2/2)

El famoso drago de Icod de los Vinos, Tenerife. Esta planta de porte arbóreo (Dracaena draco) fue utilizada por los antiguos canarios para la fabricación de los escudos que algunos autores identifican con las tarjas (fuente: Wikimedia Commons).

En plausible relación más o menos directa con las pintaderas, citadas en la primera parte de este artículo, las fuentes etnohistóricas mencionan la utilización de divisas o emblemas entre los indígenas grancanarios. Citemos algunos textos relevantes al respecto.

De la relación de Antonio Sedeño:[2]MORALES (1978, pp. 367, 369). Adaptado del castellano antiguo por PROYECTO TARHA.

[…] traían rodelas muy grandes de altura de un hombre, eran de una madera ligera estoposa de un árbol llamado drago. La espada llamaban majido y el broquel tarja; las espadas eran delgadas y puntiagudas; traían en las rodelas sus divisas pintadas a su modo de blanco y colorado de almagra, jugaban la espada con mucha destreza.

(más…)

Más / More...

De tarjas y pintaderas (1/2)

Pintaderas Verneau

Parte de las pintaderas estudiadas por el profesor René Verneau (fuente: VERNEAU (1883), lám. VI).

Motivo destacado de estudio y análisis por parte de la arqueología canaria son los objetos de factura indígena conocidos como pintaderas. Estas consisten en unos pequeños utensilios de barro cocido –terracota– o madera que presentan diversos motivos geométricos de complejidad variable –triángulos, círculos, rectángulos, líneas quebradas– incisos, excisos e/o impresos sobre una superficie plana de contorno circular o poligonal denominada campo y generalmente dotados de un apéndice, a menudo perforado por uno o más orificios.

(más…)

Más / More...

Los 520 esplendores de la luna

Jarra indígena procedente de Agüimes (Gran Canaria), conservada en El Museo Canario con el número de registro 260. Muestra un soliforme y un presunto eclipse (fuente: El Museo Canario).

En la historiografía canaria es muy conocido el legendario episodio de la incursión del capitán portugués Diogo da Silva de Meneses sobre la aldea indígena grancanaria de Agaldar.

Tras desembarcar al amparo de la noche, la expedición luso-castellana, compuesta por unos doscientos efectivos, trató infructuosamente de arrasar la población isleña al amanecer quedando en su lugar atrapada por un contingente de hombres de pelea que la triplicaba en número. Cercados en un amplio recinto de altos muros de piedra seca, los invasores permanecieron encerrados allí dos días y una noche hasta que el guanarteme –jefe supremo– de Agaldar, tío del futuro Fernando Guanarteme, accedió a parlamentar con Diogo da Silva. Cuentan las crónicas que tras echarle en cara al portugués su osadía y contraviniendo el deseo de sus propios guerreros de acabar con las vidas de todos los sitiados, el líder indígena simuló caer en poder de los europeos para facilitar la liberación de estos, de quienes se dice que a consecuencia de este acto supuestamente piadoso comenzaron a llamarle Guanarteme el Bueno.

Pero no nos interesa desglosar aquí las diferentes versiones de este relato, desde la más sobria y corta ofrecida en la Crónica Ovetense[3]MORALES (1978), pp. 116-119. hasta la novelesca revisión de Leonardo Torriani,[4]TORRIANI (1959), pp. 120-126 sino llamar la atención sobre un dato curioso que aporta este ingeniero cremonés en el barroco discurso que hace pronunciar al jefe isleño. El pasaje concreto es el siguiente:

(más…)

Más / More...

El estatuto de matar las niñas

indigenas-gc-torriani

Indígenas de Gran Canaria según recreación de Leonardo Torriani (s. XVI) (fuente: Biblioteca Geral da Universidade de Coimbra, signatura Ms. 314, folio 36v.)

En el seno de las sociedades prósperas, el control demográfico es asunto que inspira debates ligados a consideraciones éticas, morales y religiosas, casi siempre distorsionados por la coyuntura de un estado de bienestar al que se le supone una durabilidad indefinida. Pero en las comunidades humanas sometidas a factores limitantes, sean temporales o permanentes, de índole productiva –escasez de agua potable, de terrenos cultivables y/o pastos–,  medioambiental –plagas, epidemias, sequías, inundaciones, incendios– o política –guerras–, la supervivencia de las mismas podría depender en gran parte de la aplicación de medidas restrictivas sobre la tasa de natalidad, si bien es cierto que, en muchas ocasiones, estas buscan favorecer los intereses de los estamentos privilegiados mediante la eugenesia o selección de los individuos considerados más convenientes.

En la historiografía canaria, concretamente en Gran Canaria, es paradigmático el llamado estatuto de matar las niñas, así denominado por su referente más conocido, fray Juan de Abreu Galindo:

(más…)

Más / More...

Esclavos canarios en Valencia (homenaje a Vicenta Cortés Alonso)

La profesora Vicenta Cortés Alonso en Colombia junto a un grupo de indígenas yagua en 1959 (fuente: Archivo Histórico Nacional – Archivo Vicenta Cortés).

Como en repetidas ocasiones se ha hecho resaltar, la conquista de las Canarias es como el tubo de ensayo de la primera reacción entre dos elementos que se iban a entremezclar muy pronto y en mayores proporciones al abrirse las grandes rutas oceánicas: el europeo y el aborigen, cada uno con su bagaje material y espiritual.

Vicenta Cortés Alonso[5]CORTÉS (1955), p. 501.

En estas fechas en las que se celebra el Día Internacional de los Archivos, queremos rendirle un modesto homenaje a la profesora Vicenta Cortés Alonso (Valencia, 1925), infatigable maestra de archiveros, recordando uno de sus trabajos más significativos para la historiografía canaria: La conquista de las Islas Canarias a través de las ventas de esclavos en Valencia.

(más…)

Más / More...

Esenciales (IV): Descripción e Historia del Reino de las Islas Canarias

mapa-canarias-cancer

El famoso mapa de las Islas Canarias asociadas al signo zodiacal de Cáncer, según el ingeniero Leonardo Torriani a finales del siglo XVI (fuente: Biblioteca Geral da Universidade de Coimbra, signatura Ms. 314, folio 8r.)

En 1584, el rey Felipe II de España comisionaba a uno de sus técnicos de confianza, el ingeniero Leonardo Torriani (Cremona, Ducado de Milán, c. 1560 – Coimbra, Reino de Portugal, 1628), para el diseño y la construcción de un torreón y un muelle en la isla de La Palma. Este encargo, que duraría unos dos años, se vio ampliado por la contratación del cremonés en 1587 para llevar a cabo un proyecto más ambicioso: la inspección de todas las infraestructuras defensivas del Archipiélago junto con la redacción de un informe completo sobre las mismas que incluyese propuestas de ampliación y reforma.

La estancia del ingeniero en el Archipiélago duró en total unos doce años, hasta 1596, lo que le brindaría la oportunidad de conocer con cierta profundidad diversos aspectos sobre la cultura y la historia del mismo. Afortunadamente, en sintonía con el estilo barroco imperante en la cultura italiana, Torriani decidió que un simple informe técnico sería demasiado árido para el gusto del monarca:

Habiéndome ordenado Vuestra Majestad, en años pasados, que hiciese la descripción de las Islas Canarias, me pareció que tan pequeñas tierras, destacadas del África, así solas, por la pequeñez del asunto, no podían serle sino de poco agrado. Y así, al encontrar en los monumentos de las letras con qué hermosearlas, me determiné añadirle la historia y los acontecimientos que en ellas pasaron, hasta nuestros tiempos, con los pareceres y los dibujos de sus fortalezas.[6]TORRIANI (1959), p. 1.

(más…)

Más / More...

El ganado guanil

Apañada de cabras en San Juan de Sisetoto, Fuerteventura (fuente: Revista BienMeSabe).

Caliente aún en los medios de comunicación y redes sociales la polémica medida adoptada por el Cabildo de Gran Canaria consistente en exterminar las cabras guaniles de ciertos espacios naturales protegidos de la Isla, nos ocupamos aquí del origen de un término tan autóctono.

(más…)

Más / More...