Cuatro Puertas: paisaje para Stellarium

La explanada y las cuatro entradas que anteceden a la cueva principal del yacimiento arqueológico de Cuatro Puertas (fuente: PROYECTO TARHA).

En un artículo anterior abogábamos por la creación de un repositorio de paisajes canarios de interés arqueológico para su utilización en Stellarium. Hoy queremos romper el hielo con un paisaje preparado por nosotros mismos, correspondiente al yacimiento arqueológico de Cuatro Puertas, situado en Telde, Gran Canaria. Este lugar fue declarado en 1972 Monumento Histórico-Artístico por el Estado español –junto a la Cueva Pintada de Gáldar– y Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Canarias.

Cuatro Puertas: breve descripción

Cuatro Puertas es un conjunto de cuevas artificiales excavadas por los antiguos canarios en época indeterminada, aunque sin duda anterior a la conquista europea. Está emplazado en la cumbre y cara sur de Montaña Bermeja, una atalaya natural de poco más de 300 metros de altitud sobre el nivel del mar que ofrece unas magníficas vistas de la vertiente y costa orientales de la Isla, y que presenta una suave pendiente en su cara norte. Sobre esta última, cerca de la cima, se abre una explanada artificial que precede a la mayor de las cuevas, accesible mediante cuatro llamativas entradas abiertas en la toba volcánica. Esta explanada presenta un conjunto de hoyos alineados de escasa profundidad que probablemente se destinaron a sostener algún tipo de porche.

Sobre la abrupta ladera sur se encuentra el resto de cuevas, una espectacular infraestructura habitacional lamentablemente despojada de sus ornamentos y mobiliario. Con todo, uno de los elementos que más destacan en el conjunto es un habitáculo rectangular al aire libre, tallado sobre la cima, en cuyo suelo encontramos un canal en forma de circunferencia casi completa y perfecta acompañado de algunas cazoletas y canalillos. En los restos de la pared oeste se observa una agrupación de cuatro signos, incompletos por la destrucción de su parte superior. Asimismo, una brecha en la pared norte señala directamente hacia este punto cardinal, tomando como referencia el centro del círculo anterior.

Grabados que representan la plataforma situada en la cima de Cuatro Puertas, incluidos en la obra Antiquités Canariennes del naturalista y antropólogo francés Sabin Berthelot (1879) (fuente: Memoria Digital de Canarias).

Son diversas las hipótesis que han tratado de explicar la antigua función de este emplazamiento, apuntando casi todas a un uso mixto como lugar residencial y recinto mágico-religioso, por lo que desde el siglo XIX se le ha llamado almogaren, siguiendo la denominación que los indígenas grancanarios daban a sus casas de oración, según Abreu Galindo.[1]ABREU (1848, p. 89).

Ortofoto de alta resolución del yacimiento de Cuatro Puertas. Se observa el recinto que contiene la circunferencia excavada desde cuyo centro tomamos las imágenes que componen el paisaje propuesto. En la parte superior aparece la explanada que antecede a las cuatro entradas de la cueva principal sobre la que puede observarse las alineaciones de hoyos que presuntamente se emplearon para sostener la cobertura del desaparecido porche. Las demás infraestructuras habitacionales, escasamente visibles, se encuentran en el risco de la parte inferior de la imagen (fuente: IDECanarias).

Composición del paisaje

Dado el interés arqueoastronómico de este emplazamiento, quisimos aprovechar una visita de índole personal a Gran Canaria para recopilar material fotográfico con el que elaborar un paisaje para Stellarium. Conviene advertir que no disponíamos de experiencia previa alguna, ni de tiempo suficiente ni del material más adecuado para realizar este trabajo con un alto grado de calidad, por lo que el resultado final presenta algunos defectos que creemos no afectan de manera sensible a la utilidad del mismo.

Ofrecemos seguidamente algunas indicaciones sobre el proceso de composición:

Toma de fotos

Situándonos en el centro de la circunferencia excavada en la cima, tomamos una secuencia de fotos en sentido horario horizontal abarcando un campo visual de 360 grados, con un solapamiento entre las mismas de aproximadamente un 15-20% para facilitar la composición posterior. Esta secuencia debe captar la menor porción de cielo posible, puesto que debemos eliminarlo durante la fase de post-procesamiento digital.

En esta ocasión, empleamos una cámara fotográfica digital Olympus Stylus-1 en modo manual, formato RAW, con sensibilidad ISO-100, mínima apertura de diafragma –para enfocar todos los puntos del paisaje– y velocidad de obturación de 1/30 segundos.

Carecíamos de trípode con el que estabilizar la cámara, por lo que procuramos hacer el menor movimiento posible. Además, debido a las propiedades ópticas del objetivo y a la cercanía de los muros de piedra, no pudimos incorporar el suelo cercano –la circunferencia– a la serie fotográfica. Por otro lado, las condiciones atmosféricas –ligera calima– y la posición del sol invernal, apartado de su cenit y cercano al horizonte sur, hicieron que la luminosidad de las tomas así como la separación entre cielo y mar fuesen algo irregulares y/o difusas.

Detalle de la circunferencia excavada desde cuyo centro fotografiamos el paisaje. Al fondo se aprecian los cuatro enigmáticos signos citados en el texto (fuente: PROYECTO TARHA).

Orientación del paisaje

Con una brújula, aplicando la correspondiente corrección magnética, tomamos nota de la posición del norte geográfico respecto de algún hito del paisaje; en este caso, un punto a la izquierda del tómbolo de La Isleta. Además, verificamos la toma de datos utilizando una aplicación de brújula digital para dispositivos móviles. Dado que nuestras brújulas carecían de visor que permitiese un apuntamiento más preciso, no insistimos demasiado en este paso.

La brecha abierta sobre la pared Norte del llamado almogaren de Cuatro Puertas está orientada directamente hacia este punto cardinal desde la perspectiva del centro de la circunferencia (fuente: PROYECTO TARHA).

Montaje de la panorámica

Ya en el ordenador, utilizamos la aplicación libre Hugin para montar automáticamente la secuencia de fotos como panorama cilíndrico y exportamos la fotografía resultante en formato PNG, que incorpora la propiedad de transparencia, útil para los siguientes pasos.

Mediante el complemento ArchaeoLines es fácil comprobar que en el solsticio de verano amanece sobre la playa de Salinetas mientras que en el solsticio de invierno el sol sale sobre la punta de Gando. Los ortos equinocciales de primavera y otoño tienen lugar sobre el poblado de Tufia. Estos marcadores naturales ya fueron descritos en 2008 por el investigador Francisco Peinado Rodríguez (fuente: PROYECTO TARHA).

Redimensionamiento de la panorámica

De entre todos los métodos que permite Stellarium para elaborar paisajes elegimos por sencillez el denominado spherical, que utiliza una única foto que debe guardar una relación de aspecto 2:1; es decir, doble ancho que alto. Puesto que la panorámica que obtuvimos no cumplía esta restricción, tuvimos que procesarla adecuadamente mediante la aplicación de retoque fotográfico GIMP, un software de licencia libre con funciones similares a las de Adobe Photoshop.

Conviene advertir que el método spherical, al usar una única foto, es muy exigente en cuanto al hardware de gráficos a emplear por lo que, además de obtener una relación de aspecto adecuada, tuvimos que reducir la resolución de la panorámica hasta un valor aceptable para la mayoría de los sistemas informáticos modernos. Detallemos nuestro caso:

Una vez ensamblada por Hugin, nuestra panorámica tenía una resolución de 15.482 × 1.820 píxeles, valor que, obviamente, no cumple la proporción 2:1. Empezamos despreocupándonos de la resolución vertical, que trataríamos posteriormente, y procedimos a reducir la horizontal hasta un valor que fuese potencia de dos.[2]Por motivos técnicos cuya explicación ahorramos, esta clase de valores facilitan el procesamiento digital.
 
En principio, conviene elegir entre 8.192, 4.096, 2.048, 1.024 ó 512 píxeles, mejor cuanto mayor sea el número elegido, pero verificando posteriormente que Stellarium sea capaz de manejarlo sin dificultades.

Cargamos la panorámica en GIMP y reducimos el tamaño horizontal a 8.192 píxeles mediante la opción:

Imagen → Escalar la imagen… → Anchura

asegurándonos de mantener la proporción original con el icono de la cadena. Si lo hacemos bien, veremos que al modificar el ancho la altura cambia automáticamente, obteniéndose, en nuestro caso, una resolución de 8.192 × 963 píxeles.

El siguiente paso fue obtener la relación de aspecto adecuada. Para ello, modificamos la resolución vertical sin tocar la panorámica original, lo que se consigue variando la altura del lienzo; es decir, la altura del fondo virtual de la imagen. Para obtener la proporción 2:1 está claro que necesitábamos la mitad de la resolución horizontal, es decir, 4.096 píxeles. Sencillamente, elegimos la opción:

Imagen → Tamaño del lienzo… → Altura

aunque esta vez desactivamos el icono de la cadena para no modificar el ancho del lienzo y así mantener los 8.192 píxeles horizontales. Obsérvese que el lienzo se nos mostrará como una cuadrícula de tonos grises, indicando que está dotado de transparencia al tratarse de una imagen PNG.

Orto acrónico de la estrella Canopo el día 1 de febrero de 1400, víspera de la Candelaria, visto desde Cuatro Puertas (fuente: PROYECTO TARHA).

Nivelación del horizonte

En el paso anterior obtuvimos una imagen con una resolución manejable y relación de aspecto 2:1, al incluir partes vacías dotadas de transparencia. Luego procedimos a nivelar la panorámica para hacerla coincidir en lo posible con el horizonte, teniendo en cuenta que Stellarium lo sitúa justo en la mitad de la vertical de la imagen completa.

En primer lugar, señalamos dicha mitad en GIMP mediante una guía que dejamos en el valor predeterminado de la opción –50% horizontal–:

Imagen → Líneas guía → New Guide (by Percent)…

Luego desplazamos verticalmente la panorámica hasta que el horizonte coincidiera en su mayor parte con la guía. Normalmente hay que llegar a una solución de compromiso ya que, por la propia naturaleza de las tomas fotográficas, el horizonte presentará cierta curvatura más o menos pronunciada según los casos.

Orto helíaco de Sirio sobre la punta de Gando el 21 de julio de 1400. Sirio es la “estrella de las caniculares” que adoraban los antiguos canarios según Marín de Cubas (fuente: PROYECTO TARHA).

Eliminación del cielo

La última etapa del post-procesamiento digital del paisaje consistió en eliminar el cielo de la panorámica, ya que Stellarium utiliza dicho espacio para mostrar su propia bóveda celeste. Para esto utilizamos la herramienta de selección difusa, que se encarga de detectar automáticamente píxeles de colores similares, cuidando de que la elección de las zonas a eliminar sea la apropiada. Los fragmentos de cielo que no fue posible determinar automáticamente los eliminamos mediante las herramientas de selección manual –rectángulos, elipses y trazado libre–.

Finalmente, grabamos el paisaje resultante en formato PNG, indicando explícitamente que deseamos mantener la transparencia.

Creación del paquete de paisaje

Para utilizar el paisaje recién creado en Stellarium, necesitamos al menos tres archivos guardados en una carpeta que a su vez comprimiremos en un único archivo ZIP:

  1. El archivo PNG.
  2. Un archivo de texto readme.txt donde explicamos brevemente el contexto del paisaje y especificamos la licencia de uso, entre otros datos.
  3. Un archivo de configuración landscape.ini.

Aparte de otros datos complementarios, en este último archivo incluiremos necesariamente las cooordenadas geográficas –latitud, longitud– y la altitud sobre el nivel del mar del centro de referencia del paisaje, así como el ángulo de rotación de la foto panorámica que Stellarium tendrá que aplicar para orientarla correctamente respecto del norte geográfico.

Paisaje de Cuatro Puertas para Stellarium. Pulse la imagen para descargarlo (fuente: PROYECTO TARHA).

Comprobación del resultado

Finalmente, verificamos el correcto funcionamiento del paisaje en Stellarium. Para ello, cargamos el paisaje en la aplicación sin olvidar marcar la casilla Usar posición y planeta asociado.

Los cuatro signos de la plataforma junto con el complemento ArchaeoLines. Estas señales fueron estudiadas por el profesor José Barrios García en 1985 (fuente: PROYECTO TARHA).

Cuatro Puertas en Stellarium: algunas observaciones

A partir del paisaje creado, y en conjunción con el uso del complemento ArchaeoLines, creemos oportuno comunicar ciertas observaciones que pueden resultar útiles, aunque algunas ya han sido expuestas con anterioridad por especialistas como Francisco Peinado Rodríguez y el profesor José Barrios García:

  1. Constatar la orientación norte de la brecha abierta en una de las paredes del recinto.
  2. La posible utilización de las puntas de Salinetas y Gando como marcadores solsticiales de verano e invierno, respectivamente, así como la plausibilidad de que este último enclave se tomase como referencia para atestiguar el orto helíaco de la estrella Sirio.
  3. La posible utilización de la punta de Tufia como marcador equinoccial e indicador del Este.
  4. Siguiendo la hipótesis del profesor Barrios García, autor de un completo estudio sobre este lugar,[3]BARRIOS (2004, pp. 137-146 cabe aventurar que los signos tallados en la pared oeste conforman una representación de las cuatro puertas del Sol, marcadores destinados a albergar la sombra proyectada por una roca iluminada por el sol naciente entre el equinoccio de primavera, el solsticio de verano y el equinoccio de otoño, siendo este último intervalo un periodo de festejos para la antigua comunidad indígena.

En cuanto a nuestra pequeña aportación, esperamos que les sea de utilidad y abra el camino a nuevas contribuciones para esta estupenda herramienta que es Stellarium.

Antonio M. López Alonso

Referencias

Spread the word. Share this post!

2 comments on “Cuatro Puertas: paisaje para Stellarium”

  1. Jose Bueno Responder

    La próxima vez que vuelvas y olvides el trípode puedes llamar. Desde mi casa veo Cuatro Puertas. Buen arranque de estudio.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *