Esenciales (V): Historia de las siete islas de Canaria

marin_de_cubas-1694

Portada de la edición de 1986 de Historia de las siete islas de Canaria, de Tomás Arias Marín de Cubas (fuente: Memoria Digital de Canarias).

[…] la Historia de Marín de Cubas, leída críticamente, constituye, pues, una base sólida para el conocimiento del pasado prehispánico de Canarias.

Proemio del profesor Juan Régulo Pérez a la edición de 1986 de Historia de las siete islas de Canaria[1]ARIAS (1986), p. 28.

A pesar de su escasa difusión, estamos ante la que probablemente sea la obra superviviente más importante que trata sobre el mundo de los antiguos canarios, después de la obra de fray Juan de Abreu Galindo, incluso superando a esta en algunos aspectos.

Redactada por el médico Tomás Arias Marín de Cubas –o Marín y Cubas– (Telde, Gran Canaria, 1643 – Las Palmas de Gran Canaria, 1704), a quien le corresponde además el mérito de ser el compilador de las transcripciones más antiguas conocidas de las relaciones de Antonio Sedeño y Gómez EscuderoHistoria de las siete islas de Canaria es un trabajo que nunca deja de sorprender a los investigadores que se acercan a sus páginas porque, al margen de los numerosos errores historiográficos que comete el autor, esta obra aporta interesantes datos, inéditos, acerca de los indígenas así como vívidos relatos de episodios conocidos de la conquista que evidencian que su autor tuvo acceso a informaciones ajenas a los demás escritos supervivientes que versan sobre esta materia.

Casa natal del historiador Tomás Arias Marín de Cubas, en Telde, Gran Canaria (fuente: ARIAS (1986), p. 37)

Dos versiones para una Historia

El doctor Marín de Cubas no solo compuso un borrador de su obra, sino que incluso elaboró apuntes destinados a la confección de la misma, como los descritos por el profesor Agustín Millares Carlo, que se conservaban todos en el archivo de la Casa Condal de la Vega Grande de Guadalupe, en Gran Canaria, y que fueron microfilmados por él.[2]MILLARES (1935), p. 83. No obstante, estos documentos se encuentran actualmente en paradero desconocido, incluso la copia efectuada por Millares Carlo, aunque presumiblemente esta última debe de permanecer sin clasificar entre los fondos de El Museo Canario.[3]BARRIOS (2008), pp. 319-320.

En cualquier caso, aquí nos interesa más indicar las dos versiones conocidas de la obra de Marín de Cubas: el borrador y el trabajo definitivo.

Historia de las siete islas de Canaria (1694)

La versión definitiva de la Historia de Marín de Cubas data del año 1694, de la que se conserva una única copia posterior:

Entre otras curiosidades que figuran en esta obra, queremos destacar la peculiar cronología de la conquista seguida por Marín de Cubas, abordada en nuestro ensayo Los pactos indígenas de Gran Canaria y Tenerife.

Esta versión fue publicada parcialmente entre 1901 y 1903 en la revista de El Museo Canario –tomos XI-XIV–, y de manera casi completa –a falta del tercer y último libro–, ya en 1986, por los investigadores Ángel de Juan Casañas y María Régulo Rodríguez con proemio del profesor Juan Régulo Pérez y acompañada de notas a cargo del arqueólogo Julio Cuenca Sanabria. Existe una edición íntegra, publicada en 1993 por el investigador Francisco Ossorio Acevedo.

Desafortunadamente, ambas ediciones en formato impreso se encuentran actualmente descatalogadas, aunque la correspondiente a 1986 está disponible en PDF gracias a Memoria Digital de Canarias.

La casa natal del doctor Marín de Cubas, en la calle Julián Torón, 17 (Telde), en el año 2014 (fuente: Google Maps).

Historia de la Conquista de las siete Yslas de Canaria (1687)

Esta versión es un borrador compuesto en base a la recopilación de fragmentos historiográficos procedentes de otros autores –algunos, desconocidos– que Marín de Cubas empleó con vistas a la redacción definitiva de su Historia.

A pesar de su carácter preliminar, esta versión posee un gran valor per se que ya fue señalado por el profesor Juan Régulo Pérez en el proemio a la edición de 1986, pues contiene abundantes detalles etnográficos que no fueron incluidos en el documento de 1694. Con todo, esta obra permanece inédita a día de hoy.[4]ARIAS (1986), p. 30.

Del original, que se guardaba en el archivo de la Casa Condal de la Vega Grande de Guadalupe, se conserva una copia en El Museo Canario y otra, por cuenta del profesor Miguel Santiago Rodríguez, en la Biblioteca Insular de Gran Canaria, signatura MS A57/03.

Agradecimientos

Queremos agradecer al profesor José Barrios García sus oportunos comentarios y correcciones al presente artículo.

Antonio M. López Alonso

Referencias

Spread the word. Share this post!

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *